30 sept. 2005

COROCOROS EN NATIONAL GEOGRAPHIC

Région Delta Amacuro - Ibis rouges près de Perdanales - Vénézuela. Detalle. Foto de Yann Arthus-Bertrand, National Geographic, octubre 2005. © Altitude/Yann Arthus-Bertrand

¡Por fin National Geographic le hace un cariñito a Venezuela! En el número de octubre la sección Visones de la tierra muestra una hermosa foto de unos corocoros, llamados aquí ibis rojos, levantando vuelo sobre una zona pantanosa. El rojo intenso de estos pájaros contrasta con la oscura, y muy apetitosa para ellos, humedad.
Nada, a disfrutar un poquito del detalle de esta foto, para dejar un momento las angustias existenciales y políticas que nos agobian...

23 sept. 2005

Habla Walter

Nada, sólo poner la entrevista a Walter Martínez en YVKE. Me parece importante que sea él mismo el que hable, y que conste.

Powered by Castpost

Reflexión, mucha reflexión

Es sabido que cuando el dictador Francisco Franco ordenaba el fusilamiento de algún enemigo o disidente, utilizaba una frase que más bien parece inocente: "dénle café, mucho café". Quizá inspirado en aquella canción "yo te daré/ te daré niña hermosa/ te daré niña hermosa/ una cosa que yo sólo sé:/ ¡café!".
Como la historia se repite, aunque Spengler llamaría a este fenómeno la configuración orgánica de los acontencimientos históricos que no son los mismos pero semejantes, en el regaño de ayer de Chávez a dos de sus acólitos mediáticos, Mario Silva y Luis Tascón, parece que recupera la forma eufemística de dar órdenes. Dice Mr. President:

«Yo no voy a decir cosas porque no me voy a meter en eso directamente. Sólo quería llamarlos a la reflexión a ustedes dos en este momento, porque mucha gente los ve a ustedes. Tascón, en ti cree mucha gente, y Mario, en ti cree bastante gente. Entonces, ¡tengan cuidado! Sólo les pido eso delante de los que nos están oyendo. Es una reflexión»,

"Es una reflexión", suena más bien a "el que avisa no es traidor", así que pónganse las pilas señores y dejen de estar defendiendo a los que yo no les estoy diciendo.

DICTADURA.

Esta es la unica palabra que se puede usar para describir lo que está ocurriendo. Y encima, 24 horas pendiente de todos, cual Big Brother, por si alguien se sale de la raya. Y ahora no es que sea uno, haciendo oposición feroz, el vigilado, sino que, como siempre, las herejías que más se persiguen son las que más se parecen a la ortodoxia. No es lomismo que Teodoro Petkoff, o Marta Colomina, o Milagros Socorro se empeñen en denunciar los desmanes de este gobierno incluso trayendo pruebas y conveciendo a medio mundo, que Walter Martínez vaya por ahí dándoselas de Robin Hood más justiciero que el original: esa vaina sí que no, no hay suficiente bosque de Sherwood para todos.
Es una reflexión, nada más.
Pero mucha reflexión.

"¡Muchas gracias, Presidente!"


Es todo lo que se les ocurre decir a Mario Silva, conductor de La Hojilla (en cuya página web, por cierto, no es posible encontrar información sobre su presentador, cosa rara en la promoción de un programa de televisión) y a Luis Tascón, ese Joseph McCarthy criollo, después de que el presidente los llamó para decirles con tono cansado pero firme que "tuvieran cuidado" con lo que dicen, con respecto al "Caso Walter Martínez", y fijó entre líneas posición al respecto: "en esta revolución no valen divismos distintos a los míos", vino a decir. Y si no me creen hasta dónde ha llegado el personalismo de este gobierno, pueden oír la el "jalón de orejas" aquí. Da vergüenza ajena. Una lástima que no sepa dónde conseguir el progarama completo para ver qué dijeron Silva y Tascón después de la llamada donde los dejaron con la "cara de burro", como decíamos mis hermanos y yo cuando nos regañaban.
Y nada, que se metan todos en la cabeza, chavistas y antichavistas, que el protagonista de esta revolución es él y sólo él, ya lo sabemos, el vástago de Sabaneta, el mesías que vino a salvarnos de todo y de todos, incluso de nosotros mismos; así como el protagonista de la dictadura cubana es el barbudo, y el protagonista del desatre de gobierno gringo es el analfabeta funcional, el hijito predilecto de doña Bárbara Bush, asimismo en Venezuela el gobierno tiene un solo protagonista, y ni siquiera tiene una figura femenina complementaria, porque gallo es gallo aunque le salgan cochochos...
Para los interesados en ser también protagonistas de esta decadencia, ir a la sección "mártires de la revolución". Única condición: morir con heroísmo y por la causa.
Copiarse de estos modelos, en caso de duda:
Fidel Castro= Ernesto Guevara
Francisco Franco = José Antonio Primo de Rivera
Josif Stalin = Trotsky, pero por los pelos
Todo líder de revolución debe tener su mártir milagroso.
Chávez = X
No dejes que esta ecuación se quede sin respuesta. Dilucida la X.

¿Quiere usted ser el próximo mártir que los visionarios del mañana colgarán en las paredes de sus habitaciones? ¡Apúntese! ¡Pase a la historia en las camisetas que cubrirán las tetas de las adolescentes del futuro, y apadrine los conciertos de los músicos progresistas de tiempos por venir! ¡Muera como un perro, pero viva para siempre en las calcomanías y en las canciones comeflores de todos los tiempos!*
*Oferta limitada a existencias. No compatible con otras promociones. Libre de responsabilidad social. Válido hasta el 30 de septiembre del año 2021.

22 sept. 2005

¡Chito, Walter!


Aún no escribo sobre mi viaje a Venezuela, no me sale. No estoy preparado Haré en próximos posts un "no comment" como me aconsejó Juan Carlos Méndez.
Pero hago este inciso, que no se puede dejar pasar:
¿Van a seguir ocultando en los medios informativos del Gobierno que a Walter Martínez lo han censurado, por bocón, o por decir lo que piensa?
Hay que ver el programa donde se despacha contra chavistas corruptos (valga la redundancia; o no, porque parece que al menos algunos simpatizantes de este esperpento se lo creen fielmente). Quizá Martínez pecó de inocencia. Y ahora le piden que dé pruebas: ¿no basta la cantidad de 4X4s de 60 millones que circulan por Caracas, no basta la nueva clase social mezclándose -como ha ocurrido siempre, desde José Antonio Páez hasta hoy, por otra parte- con esos rastacueros que se hacen llamar clase alta? (repito el título de Roberto Echeto que sirve de epígrafe a mi blog desde hoy: Las vacas sagradas mueven la cola como el bigote...)
Lo único que nadie en Venezuela puede negar es que se trata quizá uno de los pocos periodistas serios y profesionales del país. Por lo menos esa es la imagen que tenemos quienes lo hemos visto desde hace tantos años, casi desde niños.
Y no parece que estuviera hablando pistoladas el día que mostró al presidente en la ONU.
Que lo sepan todos los chavistas que aún lo son de corazón:

EL QUE NO LAME BOTA NO ENTRA EN EL BOTE

Amigos, ¿es necesario que os diga por qué? (Baudelaire).

También Enigmas Express tiene un exclente comentario sobre el asunto, y debe de haber muchos más, espero...