25 abr. 2007

305. ¡Epa, Segundo Debut, Lovecraft en la Carlos III!

Para que no se me queje otra vez la ya famosa y muy leída Segundo Debut porque no aviso a tiempo de las cosas, les sugiero que a partir de hoy se den una vueltecita, los que anden por allí, por la Universidad Carlos III, de Madrid (sede de Getafe), donde estarán desarrollándose unas jornadas en homenaje a Howard Phillips Lovecraft, ese maestro de lo fantástico y el terror hecho palabras, el padre de todas las locuras que se nos aparecen en sueños. La cosa se llama El horror sobrenatural: mito y literatura desde el otro lado y ha sido organizada por David Hernández de la Fuente, mi muy paciente profesor de griego, y Fernando Broncano, ambos del Instituto de Estudios Clásicos sobre la Sociedad y la Política Lucio Anneo Séneca, quienes han sido tan amables de invitarme a hablar de Lovecraft y el cuento hispanoamericano, y han tenido el enorme tino de importar de Birmingham a mi querida amiga, compañera ucabista ("...¡juventud!") y eruditísima editora textual Bárbara Bordalejo, de la que ya les he recomendado su divertidísimo blog aquí, a mano derecha. La programación del evento es como sigue (si exceptúan con generosa y cristiana piedad a servidor, comprobarán que el asunto está conformado por puro cuarto bate, como decimos en Venezuela), y espero que la disfruten, si pegan el brinco hasta aquel campus (que, por cierto, es enorme). Así que ya sabes, Segundito, corre la voz:
Programa
Miércoles 25 abril
I. Los mitos de Lovecraft
10:30. Apertura y Presentación. Fernando Broncano / David Hernández de la Fuente. 11:00. Juan Antonio Molina Foix (traductor, editor y ensayista): "Libros y personajes emblemáticos citados por Lovecraft". 12:00. Pausa. 12:30. Francisco Torres Oliver (Premio Nacional de Traducción) "Raíces góticas en Lovecraft". 13:00. Mesa redonda. 16:30. Lovecraft audiovisual (I): "Fabular imágenes. Filmes lovecraftianos" por Luis Revenga (director de cine, guionista y editor) . 18:00. Lovecraft audiovisual (II):"Lovecraft y el cine" por Jesús Palacios (escritor y crítico de cine). 19:30. Mesa redonda
Jueves 26 abril
II. Temas y símbolos del horror
10:00. Bárbara Bordalejo (directora del Institute for Textual Scholarship. Universidad de Birmingham):"La estética del horror: Edmund Burke, el horror tradicional y H. P. Lovecraft". 11:00. Pedro Serra (investigador de la Universidad de Salamanca): "Lo no-muerto, el poema y la meta-carne. Del materialismoabsoluto en Lovecraft et alii". 12:00. Pausa. 12:30. Alberto Santos (editor): "Editar a H. P. Lovecraft". 13:30. Mesa redonda. 14:00. Pausa. 16:30. Pablo Acevedo (poeta e investigador de la Universidad Complutense): "Lovecraft en la modernidad". 17:30. Lecturas lovecraftianas (I): Performance. Iury Lech (escritor, músico y crítico literario)
Viernes 27 abril
III. La escuela del horror
09:00. Manuel Broncano (profesor titular de Literatura norteamericana en la Universidad de León): "Lovecraft en la tradición oscurantista norteamericana". 10:00. Juan Carlos Chirinos (biógrafo y novelista): "Lovecraft y el cuento hispanoamericano". 11:00. Pausa. 11:30. Lecturas lovecraftianas (II): Novela. Ernesto Pérez Zúñiga (poeta y novelista). 12:30. Lecturas lovecraftianas (III): Poesía. Luis Alberto de Cuenca (poeta y profesor de investigación en el CSIC) . 13:30. Mesa redonda y conclusión: Fernando Broncano / David Hernández de la Fuente.

24 abr. 2007

304. La noche de los books

Por segunda vez se celebró en Madrid la Noche de los Libros, para conmemorar el día del libro. Conté más de 170 actividades simultáneas en las bibliotecas, librerías y espacios culturales de la capital. Entre ese montón de encuentros, a mí me tocó compartir con la periodista Ely del Valle, el profesor Federico López Socasau y el publicista Ignacio Ochoa en la biblioteca municipal que está en la calle Felipe el Hermoso. Y fuimos allí a hablar de humor, tema del que saben un rato largo estos autores: Ely lleva varias ediciones de sus libros sobre los padres (Éramos pocos y se jubilaron mis padres) y sobre los hijos (Un adolescente bajo mi techo), que aborda con amable humor las situaciones de la vid acontemporánea actual; y Federico e Ignacio son ya famosos por sus fromlostianos libros de la saga From lost to the river, diccionarios español/inglés fromlostiano, o lo que es lo mismo, la traducción divertidamente libre de español a inglés: ahí es nothing. Y quizá porque se conmemoran las muertes de dos grandes de la literatura occidental, Cervantes y Shakespeare, el español y el inglés se dieron la mano ayer en la biblioteca.
Es el segundo año de este evento. Y por segunda vez participo. Ojalá se repita muchas veces.
Por lo pronto, a las doce de la noche me compré unos textos de Séneca seleccionados por María Zambrano que prometen mucho.

18 abr. 2007

303. Alonso Moleiro, periodismo y maldiciones blogueras

Una pequeña tormenta se ha desatado a raíz de un artículo de Alonso Moleiro, buen periodista que he leído a menudo en El Nacional. Pueden leerlo pinchando aquí y agrandando la imagen que está en .jpg. El artículo en cuestión se llama La maldición de los blogueros y critica uno de los aspectos de este universo de, si no me equivoco, más de cien millones de http's: el anonimato como capucha para escupir a cuanto ser nos dé la gana. No es, desde luego, un invento de la red, esto del anonimato: de hecho, en la Florencia de Leonardo las autoridades solían colocar buzones por toda la ciudad para que cualquiera que quisiese depositara allí un escrito acusando, denunciando o lo que fuera. En uno de esos buzones Leonardo, su maestro y sus compañeros (cito de memoria) fueron acusados de vivir amancebados en el taller donde comían, dormían y creaban esas obras que ahora contemplamos extasiados. (Por cierto que lo que me habría parecido anormal a mí es que viviendo juntos durante tantos años en un espacio tan pequeño y en condiciones tan sensibles ¡no hubieran tenido ningún tipo de intimidad!). Así que esto de los comments anónimos y punzantes es propio de los seres humanos y no de un software inanimado que no tiene la culpa de nada. Algunos acusan a Moleiro de generalizar en su condena a los blogueros, y creo que tienen razón, pero lo que me llamó a mí más la atención es algo que Kbulla comentó al respecto en el blog de Cable a Tierra:

Quizás por esa herencia de nuestra parte animal, el ser humano reacciona con violencia cuando siente que su territorio ha sido invadido. Dicho de otro modo, nadie se molesta en atacar a alguien, si no se siente amezado por el mismo.
Entiendo que los WEBLOGS, comenzaron siendo utilizados por periodistas que querían decir cosas, que la línea editorial del medio para el cual trabajaban, no se los permitía. Para bien o para mal, el uso de este medio de expresión se ha masificado, con todo lo bueno y todo lo malo que esto implica o acarrea.

Hace tiempo que me he dado cuenta de que los profesionales del periodismo se quejan, o mencionan, o apuntan, o celebran, o denostan, o son escépticos, u odian esto de los blogs, territorio híbrido entre el diario personal, la bitácora de navegación, el articulismo y -last but not least- el periodismo de información y de investigación. Es decir, los blogs parecen ser un territorio propio de periodistas -y no.
Porque en estos espacios no hace falta carnet de periodista para tomar unas fotos en la calle, publicarlas y dar tu opinión, o para leer un libro y criticarlo, o para hacer un comentario político de la actualidad nacional o internacional. Aquí no hace falta ser un Clark Kent ni una Lois Lane para seguir el hilo de una noticia y denunciar, criticar y, muchas veces, enjuiciar cualquier asunto. Y además, puedes estar muy triste y contarle al mundo tus penas, puedes ser feliz y mostrar las fotos del cumpleaños de tu sobrina y puedes escribir poemas: puedes ejercer con libertad el pleno acto de la comunicación, sin esperar que salga de la imprenta, ni tener que 'tragar' la censura de tu jefe, del que te paga -porque, además, esto se hace de gratis y por el solo hecho de decir lo que tienes dentro. Y por alabanza al ego, ese pequeño dios que vive en nuestras entrañas.
Creo vislumbrar el malestar de los profesionales del periodismo cuando ven que cualquiera puede simular ser uno de ellos sin cobrar doscientos ni pasar por go. Pero creo que se equivocan cuando piensan que un blog es un espacio exclusivo del periodismo: el blog sirve para hacer periodismo, pero no es un periódico ni una revista. El blog es lo que exactamente dice la sigla: un web (red) log (diario), un diario personal de la red (en el sentido amplio que se le puede dar a la palabra 'personal'). Y tratar de que sea una sola cosa será una empresa inútil. Quizá ha llegado la época en que los periodistas se sientan como nos sentimos los que estudiamos letras: nadie necesita una licencia del sindicato de las letras para analizar una metáfora ni, mucho menos, para crearla. Y a eso, amigos periodistas, los de letras hace años que nos hemos resignado. Bienvenidos.

15 abr. 2007

302. Tiembla la tierra... ¿regresó la Perdomo?

Acabo de recibir un email invitándome a visitar A. Perdomo, C. A., un nuevo blog de crítica literaria venezolana (y sobre libros venezolanos), de autores que se hacen llamar Los Perdomo, y cuya musa inspiradora es aquella "aguerrida, sagaz y honesta lectora" (son palabras del blog) de los años ochenta caraqueños, Alicia Perdomo (que fue, por cierto, mi profesora de análisis literario en la UCAB), cuyas colaboraciones en la legendaria revista Imagen que dirigía la poeta Esdras Parra levantaban no pocas protestas y producían todo tipo de enojos; aunque [estoy seguro de que] nadie se la perdía cada mes, ávido por ver a quién destrozaba en esa oportunidad. Su lenguaje enrevesado, lleno de citas y análisis eruditos, combinado con un sarcasmo retozón muy venezolano y una ironía que rozaba la malaleche castellana, hacían de Alicia el blanco de todos los odios, resentimientos y desprecios de nuestra fauna escribidora, siempre sensible ante las observaciones de la crítica a quien le corresponde el papel de comentar. Este nuevo blog se queja de que la actitud de Alicia en sus reseñas "le ganó inquinas y, por supuesto, el olvido. Por eso hoy reivindicamos su manera de hacer reseñas como la opción más justa para hablar sobre nuestra literatura. Como no deseamos el ostracismo, nos mantendremos en la sombra." Se entiende, aunque no se comparta, que deseen mantenerse en el anonimato. Cuando lean la primera reseña que hacen (a la novela La última vez, de Héctor Bujanda), sabrán por qué prefieren la cara oculta de la luna... aunque deberá llegar el día en que no sea necesario ponerse una capucha para decir lo que se piensa de un libro, pues el objetivo de una reseña es orientar al lector.
Toda vez que al menos lo de Alicia era un trabajo de crítica (nos gustara o no), varios de nosotros (los que ejercemos de escritores de ficción) nos hemos venido quejando de que en Venezuela ha desaparecido la resención periodística tan necesaria a lectores, editores y libreros, incluso la feroz y acre de la profesora Perdomo; y creemos que este erial no le hace bien a nadie. La aparición de revistas como El Librero, la ampliación del Papel Literario, de El Nacional, la creación de webs y blogs como Ficción Breve, Letralia, La duda melódica o La balada de bajista, han venido llenando ese espacio [aún ostentosamente] vacío y pernicioso en que la creación literaria venezolana ha estado: para decirlo con la prosopopeya propia de Alicia, la tarea onomasiológica necesita de la compañía semasiológica adecuada: es decir, que toda novela, cuento o poema requiere siempre de un lector especializado que ofrezca, aunque sea parcialmente (a causa de la subjetividad), una imagen que los lectores naturales sepan apreciar. No dejen de pasar por este nuevo blog; opinen, protesten, chillen o pataleen: que mientras más crítica en nuestro país, más saludable estará la literatura.
Y a aguantar el chaparrón cuando toque...

13 abr. 2007

301. Semana de la Narrativa Urbana II


No se pierdan, los que estén allí, de la II Semana de la Nueva Narrativa Urbana, que se llevará a cabo entre el 23 y el 27 de abril en el mismo escenario de la primera edición: El Centro Cultural Chacao de la ciudad de Caracas. Con esta segunda edición el evento se consolida con la firme intención de convertirse en un referente literario de la ciudad, sobre todo para las nuevas voces. Otro evento que permite aumentar el optimismo por la salud de la creación literaria venezolana. Tendrá, como es de esperarse, el mismo éxito que tuvo la primera edición. Y, como verán en el aviso de promoción, se trata de una excelente oportunidad para tomarle el pulso a nuestra joven /y no tan joven/ literatura: toda una fiesta de la palabra.
En la Ficción Breve de Héctor Torres se detallan los participantes de esta segunda edición: "Judit Gerendas, Antonieta Madrid, Federico Vegas, Oscar Marcano y Ángel Gustavo Infante serán presentadores de lujo de nuevas y novísimas voces de la narrativa contemporánea venezolana. Los autores que conformarán esta segunda muestra son: Álvaro Pérez Capiello, Víctor Vegas y Gisela Kozak (lunes 23), Ricardo Waale, José Tomás Angola y Carlos Ávila (martes 24), Mario Morenza, Marianne Díaz y Eduado Cobos (miércoles 25), Carolina Rodríguez, Rafael Victorino Muñoz y Miguel Hidalgo (jueves 26) y Arnoldo Rosas, Leopoldo Tablante y Ana García Julio serán los encargados de cerrar el evento el viernes 27".
¡Muchos éxitos y que lo disfruten!

12 abr. 2007

300. Los Hermanos Chang abren su armería

Ya está abierta la nueva tienda del trust Chang: una armería. Conscientes de que el mundo necesitará de armas para los buenos, los hermanos Chang, ajenos a su discurso pacifista, abren una armería con todos los hierros, para que usted, querida lectora, y usted, querido lector, se equipe con la más mortífera de las armas: la palabra.

11 abr. 2007

299. El efecto Miranda


Buscando información para mi comentario anterior, me he encontrado con esta excelente reflexión del profesor Arlán Narváez-Vaz, que al parecer ya ha desarrollado en otras notas y que aquí comenta a propósoto de la actuación venezolana en el WorldMUN de este año. El efecto Miranda lo padecemos todos los venezolanos, y sólo espero que esta tendencia se revierta en algún momento. Por lo pronto, copio lo que dice el profesor Narváez-Vaz en este artículo publicado en el diario 2001, con el deseo de que les sirva para reflexionar:

La semana pasada hicimos referencia a lo que llamamos “efecto Miranda”, basado en las penurias, incomprensiones e ingratitudes que sufrió el Generalísimo tras haber dedicado toda su vida a prepararse para la construcción de un país independiente, ordenado y exitoso. Ese mismo “efecto Miranda” sigue cayendo sobre nuestros universitarios y profesionales exitosos, vedados para el sector público o que tristemente tienen que escoger irse al exterior para poder desplegar su potencial técnico y profesional.
La respuesta del régimen a esta situación, tomando el rábano por las hojas como le es usual, viene sacrificando la calidad de la educación y sustituyéndola por catecismos con el “pensamiento” del supremo, quizás para que nuestros jóvenes no tengan la preparación que conduce a las frustraciones y decepciones del “efecto Miranda”. Sin necesidad de las leyes de Educación el flamante ministro del ramo ya ha dado señas inequívocas de ello, por no hacer referencia a las “estudiantes” que en vivo, en el propio “Habla Pegado” presidencial, declararon tener más de la mitad de sus cursos en adoctrinamiento del régimen.

¿Cómo convertir el efecto Miranda en un concepto positivo?

298. Dilapidar la democracia

Hace cinco años un grupo de imbéciles se pusieron de acuerdo para convertir los legítimos reclamos de millones de venezolanos en el intento torpe y criminal de hacerse con un poder que nadie les estaba ofreciendo. El 11 de abril de 2002, como he dicho, millones de personas salieron a la calle exigiendo respuestas y esperando algún liderazgo (qué desgracia que el ser humano necesite siempre un líder, chico) que encauzara lo que todos estábamos pidiendo: el final de un conflicto artificialmente creado por las ansias megalómanas de un presidente ineficiente y bocón. Engolosinados con la masiva petición, creyéndose la respuesta que el pueblo andaba buscando, un grupo de burros pusieron a la cabeza de su estúpido golpe de estado a un ser anodino y aparentemente inofensivo, un tal Pedro Carmona (en la foto de Reuters, autocoronándose), que de inmediato pensó que una diadema de presidente lo haría invencible, como si se tratara de los lentes del intrépido volador o la capa de Supermán. Pues no, así como vino, se fue; corriendo, por la puerta de atrás, como el cobarde que era y llevándose consigo el epíteto con el que se le conocerá para siempre: Pedro, el breve. En su regreso, el tiranuelo (como acertadamente lo llama Eduardo Casanova), prometió villas y castillos, prometió enmendarse, buscar la concordia, pero esa piel de cordero le duró unos días; pronto volvió a su euforia bipolar y amenazó e insultó a todo lo que se moviera. A partir del (ab)uso espurio de cierta oposición amante del caudillismo del capital democrático que significaron millones de personas en la calle reclamando justicia, Chávez tuvo una excusa para empezar el endurecimiento de su dictadura disfrazada de legitimidad, Chávez puso en marcha los mecanismos de su dictadura en cámara lenta, que es lo que está ocurriendo en Venezuela ante el silencio cómplice de la comunidad internacional y cuya próxima víctima, Radio Caracas Televisión, ya está siendo colocada en el altar donde presenciamos el sacrificio de la democracia para alabanza del ego acromegálico de un presidente que ya no aguanta que le lleven la contraria, ni dentro ni fuera, ni encima, ni debajo, ni de lado, ni en voz baja ni en susurro. Sólo quiere genuflexión, y genuflexión se le está dando.
Muchos nos frustramos cuando constatamos que en la oposición hace tiempo que los Bethancourt, los Pietro Figueroa, los Andrés Eloy Blanco, los Rómulo Gallegos, han desaparecido, y en su lugar sólo contamos con un puñado de nulidades semianalfabetas tan torpes como su némesis chavista, y con algunas cabezas luminosas que parecen estar paralizadas sin saber cómo responder políticamente a la bota militar que poco a poco constriñe todo en la vida venezolana.
¿Aún esto es así?
Sinceramente, espero que no. La matanza (¿ordenada desde Miraflores? ¿Idea de algún espontáneo? ¿Conspiración de uno u otro lado?) de ese día en el centro de Caracas aún espera por responsabilidades; y 4 millones de votantes opositores todavía creen que la solución está en el fondo de una urna de votación, aunque sea electrónica, aunque se anulen sus derechos como ciudadanía, aunque los que debieran cumplir con su deber de líderes opositores abandonen sus puestos en la Asamblea Nacional y le entreguen el país a esta fuerza segregacionista que es el chavismo, que fagocita por igual a aventureros como Lina Ron y Luis Tascón, soldados culipateados como Walter Martínez, posmodernos reciclados en premodernos como Juan Barreto y a, por llamarlos de alguna manera, intelectuales, otrora exquisitos, elitescos y redomados cuartorrepublicanos, chupadores de cuanto beneficio exclusivo se presentara, y ahora más autóctonos que un pocillo de peltre, como Miguel Márquez, Luis Britto García y Román Chalbaud, serio aspirante a Leni Riefenstahl criollo, para lo cual ha hecho ya bastantes méritos. La solución no pasa por bajar la cerviz, como han hecho muchos. Ni tampoco por darle poder a lamentables peleles con la mano levantada como el que ilustra esta entrada.
Al menos, noticias como las que con justicia pregona unocontodo, el éxito (por segundo año consecutivo) de los estudiantes de la UCAB y de la UCV en Ginebra, participando en el Modelo Mundial de la ONU de la Universidad de Harvard-WorldMUN nos devuelven la esperanza de que el país no ha dicho todavía su última palabra. El futuro es largo.

10 abr. 2007

297. Soldados del siglo XXI

Antes los soldados (ingleses) se definían porque daban la vida por su país; hoy en día son esos pícaros que dicen lo que les conviene para salvar el culo, que es lo más importante. Si estoy entre los iraníes, les digo que violé el espacio marítimo y me pongo velo y celebro la bondad del nazi Ahmanidejad; si regreso a la pérfida Albión digo diego y revelo el secreto: me obligaron a poner cara de feliz, me obligaron a jugar pimpón y me iban a violar y todas las cosas feas que los sarracenos hacen a los cristianos, bu, bu, buu. Desde luego, es obvio que los soldados ingleses no fueron presentados como los secuestrados en Guantánamo y Abu Ghraib, pero todos los occidentales debemos creer cuando una (perdón por el oxímoron) indefensa soldado como Faye Turney dice que temió por su integridad física. El caso es que ahora estos soldaditos (no sé cuántos) se embolsarán (lo predije en un post anterior) 400 mil euros por soltar el chisme en los periódicos amarillistas de la isla. Lo que sí es seguro es que la definición de soldado ha cambiado desde los tiempos de Leónidas y Alejandro: el buen soldado espartano volvía a casa con su escudo o sobre él; el buen soldado inglés de hoy vuelve a casa con su dignidad -o sin ella-. Estos soldados acostumbrados a matar gente desde lejos con sus misiles inteligentes no duraban dos versos en la Ilíada.
Y yo, insisto, habría hecho exactamente lo mismo. Por Arquíloco que sí.

9 abr. 2007

296. Venezolanos puros

¡Venezolanito que andás por el mundo más solo de país que la una!.. pero multitudinariamente acompañado por todos los que nos alegramos con tus éxitos por el simple -pero significativo- hecho de ser venezolano. Hoy el diario El Nacional publica un excelente editorial que reproduzco íntegro -espero que no les moleste- porque expresa verbatim el sentimiento de muchos de nosotros: el gobierno ha ideologizado tanto el país que los que logran éxitos -como Gustavo Dudamel (laureado director de 26 años, ahora dirigiendo la orquesta de Los Ángeles), Alberto Barrera Tyszka (premio Herralde de novela 2006) y nuestro Banco del Libro (Premio Astrid Lindgren de este año, honor más que merecido)- prefieren no ser relacionados con el delirio de estos mediocres y torpes gobernantes que conducen a Venezuela hacia la enanez intelectual.
Y el Ministro de Cultura, un tal Farruco Sesto, ni se molesta en llamarlos para por lo menos hacer el paripé de que se interesa (yo aún no me creo que sea tan torpe, pero todo es ya poco para esta gente). Los españoles se quejan de que su Ministra de Cultura no lo hace del todo bien, de que el Presidente del Gobierno mete la pata demasiado, pero si tuvieran a seres como los que gobiernan el timón del Estado venezolano y los destinos de la cultura, sabrían lo que es bueno, sabrían cómo taratatea un trompo en la uña -y sin guaral-. Al parecer, al gobierno venezolano sólo le interesa exaltar a los creadores que han bajado la cerviz, batiendo las manos cuando entonan cursis melodías en favor de su caudillo -como hace tiempo genuflexionan Román Chalbaud y alguno que otro cuya mediocridad no les dio para más-. Qué vergüenza.
Celebremos, no obstante, con alegría, que la imaginación no ha muerto en nuestra Pequeña Venecia. A pesar de los malos mestureros, aquí va el certero editorial del periódico venezolano. Que lo disfruten, que lo reflexionen, que lo digieran. Y al que le caiga el sayal que se lo ponga.

Puros venezolanos
Si algo puede definir la contradicción más profunda que vivimos los venezolanos en este momento es la de sentir que cualquier iniciativa reconocida internacionalmente, o peor aún, un relevante éxito personal no puede vincularse por entero con Venezuela en tanto no estamos conformes con el estatus bolivariano que nos rige. Y es que las dos cosas son excluyentes porque el Gobierno se ha empeñado en teñir ideológicamente la imagen del país, y dentro de ese esquema sectario nadie quiere ser incluido por la fuerza. De forma que el reconocimiento debe buscarse en la escena internacional, porque es allí donde no privan los elementos partidistas que hoy institucionalizan el canon criollo de la mediocridad.Los resultados no se han hecho esperar: Gustavo Dudamel será nuevo director de la Filarmónica de Los Ángeles, en California, tierras sulfurosas y diabólicas de Estados Unidos. Dicho así, como una simple noticia, quizás no nos permita apreciar en su totalidad el hecho de que un director de orquesta venezolano, de 26 años de edad, se ocupe y desplace a Esa-Pekka Salonen, un hombre prestigioso y de peso en el mundo musical. Salonen, que es finlandés, estará al frente de la orquesta hasta la temporada de 2008-2009. Pero, según el diario Los Ángeles Times, Gustavo Dudamel tiene "una experiencia limitada en la dirección de orquestas profesionales". No sabemos quién dejó colar esa perla, pero si alguien ha trabajado duramente para consolidarse como director ese ha sido Dudamel. El venezolano tiene en su haber un desempeño impecable al frente de orquestas del rango de la Sinfónica de Boston y la de Chicago, sin contar Europa, donde dirigió en La Scala de Milán, y en Berlín con el argentino Daniel Barenboim.Pero no sólo es la música: es también una institución como el Banco del Libro, cuyo equipo dirigido por María Beatriz Medina, acaba de colocar el nombre de Venezuela en un sitial especialmente significativo, el de los libros para niños y jóvenes.Han ganado el premio Astrid Lindgren Memorial Award, el máximo galardón que el Consejo Sueco para la Cultura asigna para la promoción y reconocimiento de ese tipo de literatura. Tampoco les interesa que Alberto Barrera Tyszka haya merecido que su novela La Enfermedad luzca como la mejor de todas cuantas se presentaron a concurso en España, en reñida lid con tantos otros brillantes escritores.Por si fuera poco, ayer Rosanna Di Turi publicó en Todo en Do mingo, la revista de El Nacional, un acucioso reportaje sobre cuatro chef venezolanos que han triunfado en diversos restaurantes del mundo, pero sin dejar de incluir en sus menús platos criollos que, por igual, son degustados en Turquía, Inglaterra y Estados Unidos.Desde luego, el Gobierno bolivariano ni siquiera se ha tomado la molestia de llamarlos y, en un gesto espontáneo, agradecerles lo que hacen por el nombre de Venezuela en el exterior. Pareciera que la revolución sólo se interesa en premiar y reconocer a Farruco y su combo. ¿Y el resto de los venezolanos? ¿Nada?
(El Nacional, Caracas, lunes 9 de abril de 2007)

295. Marat-Sade

Entre finales de 1987 y mediados de 1988, con la fuerza que dan los veinte años, más de dos decenas de estudiantes vivimos casi como un delirio gozoso el viaje que significa llevar a la escena una obra como la Persecución y asesinato de Jean Paul Marat, representada en el hospicio de Charenton bajo la dirección del señor de Sade (Die Verfolgung und Ermordung Jean Paul Marats dargestellt durch die Schauspielgruppe des Hospizes zu Charenton unter Anleitung des Herrn de Sade) mejor conocida como Marat-Sade, la primera, polémica y muy perturbadora obra del dramaturgo alemán Peter Weiss. Frank Spano (entonces Hernández) tuvo la entereza de dirigir la obra, donde el muy queridísimo Diego Casasnovas hizo el único Marat que cabe en mi cabeza y Alfredo Páez-Pumar un célebre señor Coulmier. Todos amparados por el apoyo y la sabiduría del dramaturgo, novelista y profesor José Manuel Peláez, cuyo verbo incisivo despertaba nuestras conciencias con enorme admiración. (Quiero recordar con mucho cariño y ternura a la pregonera de excepción que tuvimos, María Elena Vaz, inocente y malvada al mismo tiempo -el papel-, dadora de vida y adjudicadora de muerte para cada personaje y una actrizota que procuraba siempre hacernos sentir "grupo", factor indispensable a la hora de llevar a escena una obra con tantos personajes). En esos meses fuimos como una familia: éramos veinte (¿o veintiuno?) y estoy seguro de que ninguno de los que allí estuvimos, de los que ensayamos y ensayamos y ensayamos olvidaremos nunca los momentos calurosos, tensos, relajados, graciosos o entrañables que compartimos en esos siete meses de montaje entre la Universidad Católica y la sala de ensayo en Parque Central cuyo nombre no recuerdo. Y esa fue la primera razón por la cual fui esta noche con mi Fátima y mi querida Carmen a ver la versión que Animalario está representando en estos días en el teatro María Guerrero de Madrid (espacio demasiado burgués para tanta provocación); lamenté no coincidir con Frank, que ahora vive aquí en Madrid como yo. Habría sido un encuentro tripa, la verdad.
Debo confesar que cada personaje, cada actor (un gran Javivi haciendo del cura Roux, un divertidísimo Pregonero en el cuerpo de Pepe Quero y un espléndido Marat en manos de Pedro Casablanc; una soberbia Simone Evrard de Virginia Nölting y unos aceptables Sade y Carlota Corday encarnados por Alberto San Juan y Nathalie Poza, respectivamente) me resonaban en la cabeza como vivísimos recuerdos de hace ¡19 años! Y a veces me evocaba la versión de Peter Brook para el cine, donde Glenda Jackson (esa que queremos tanto) azota a Sade con su larga cabellera.
Siempre hay que ver Marat/Sade, do quiera que la monten, porque aunque los actores sean malísimos (o tan jóvenes como lo éramos nosotros in illo tempore) de una cosa podremos estar seguros: que han trabajado horas y horas para ofrecernos su visión, porque nadie monta esta obra y sale ileso e inocente de ella, porque esta obra es pura dinamita para los convencionalismos y las ideas preconcebidas. Lo sabe Andrés Lima, el director de esta versión madrileña con texto adaptado por Alfonso Sastre, por cierto: "Hay una idea romántica (sobre todo en la izquierda burguesa) de la revolución como algo 'bonito'. Pero la revolución es más 'necesaria' que bella. Respirar no es bonito, sobre todo con una bomba de oxígeno".
Hay un no sé qué de necesario en esta obra para Venezuela: que un director venezolano se atreva de nuevo con ella, y quizá sirva para que tantos izquierdosos burgueses, esos que andan en Hummers y Mitsubishis de 50 y 100 millones de bolívares, y que están encantados con su "revolución bonita" (de bullshit) se acuerden de que las revoluciones sólo traen sangre, sudor y lágrimas; injusticias, vivezas y vagabunderíasde toda índole; para que los intelectuales entregados a los designios totalitarios de Chávez y sus secuaces (secuaces, con su silencio, ellos mismos de un gobierno que destruye la libertad venezolana poco a poco) recuerden que el primer deber del creador es protestar con lo que crea, y no lamer bota sumisamente. Y si me pongo político es porque nunca antes fue más adecuada la lectura política de una gran obra de arte. Quizá Weiss estaría de acuerdo conmigo.
Sin embargo, cuando todo ese barullo corrupto y comeflor ya sea historia, generará gran teatro, como lo demuestra la existencia de Marat/Sade. Aunque a estas alturas eso no me consuela demasiado.

notita: les dejo el programa de mano de la obra, y la camisa me la lanzaron del escenario y me la traje como fetiche, tatumbada, pana.

5 abr. 2007

294. God save the Queen.. pero, ¿quién salvó a los soldados?

Un regalo al pueblo británico. Los ingleses se la pusieron bombita al presidente de Irán para que luciera bondad, y encima no saben dónde meter la cabeza por la metida de pata colosal. Y uno ve a Blair y, el que antes era el adalid de la tercera vía, hoy en día sólo es la sombra desvaída de Bush y un remedo flemático de Aznar. Qué penita. Lo bueno de la foto de Reuters que hoy han publicado los diarios del mundo es la cara de pocos amigos de los tres soldados ingleses de la derecha, que parecen pensar de sus compañeros, 'estos coñoesumadres no saben ya qué hacer para que estos putos moros nos suelten; cómo añoramos el fucking tiempo cuando Britain rules earth & sea". Y el cuarto por la derecha pensará, "por mí que se joda el león inglés y que dios salve a la reina; que si mi culo no me lo salvo yo mismo no me lo salva nadie". Y quizá vaya a tener razón. Por lo pronto, ya están en sus casas comiendo caliente (¿o el MI6 los está interrogando a fondo?). Si yo fuera uno de esos soldados, posibilidad remotísima que tiende críticamente a cero porque yo no expongo mi culito para defender la patria de nadie, ni mucho menos los intereses políticos ni económicos de ningún vagabundo (¡que se vayan ellos a la guerra! ¡Que se maten entre ellos Bush, y Osama, y Fidel, y Chávez, y Blair, y Ahmanidejad, y Olmert, y Benedicto 16, y Berlusconi, y el hijo de la gran señora Putin, y Gates, y Botín, y Polanco, y Cisneros, y Lara, y Slim, y todos los que como Pinky y Cerebro quieren conquistar el mundo en una enorme coñaza general! ¡Que organicen un torneo medieval y el que quede vivo que se quede con todo!); si yo fuera uno de esos soldados, repito, arrugaba del ejército de inmediato y vendía la exclusiva al primer diario sensacionalista que se me pusiera a tiro, y le vendía los derechos cinematográficos al primer tiburón de Hollywood que me sonriera. Porque encima de que tuve que conversar (es una metáfora por 'tuve que jalarle bola') con un ser como el presidente de Irán me voy a quedar sin nada. ¡Ni de vaina!
¡Y que viva Arquíloco, no fuña!

3 abr. 2007

293. The Freewheelin'

En 1963, el año en que asesinaron al presidente Kennedy, mis padres vivían en Estados Unidos, cuando aquella famosa alianza para el progreso entre el país del norte y latinoamérica estaba en pleno desarrollo; de hecho, mi papá estaba allá como parte del intercambio educativo. El asesinato de JFK fue en aquel noviembre fatídico en Dallas; meses antes, en mayo, el muy joven Bob Dylan sacaba al mercado un disco que se haría mítico: The Freewheelin', del que mi padre compró una copia mientras vivía allá y que mis hermanos y yo escuchamos miles de veces en el antiquísimo tocadiscos que todavía adorna la sala de mi casa en Valera (aunque ya ha pasado a mejor vida). Una de las canciones que más me gustan de ese disco es Don't think twice, it's all right, de la que les dejo esta antigua versión del joven cantautor;

Es Dylan en 1965, cambiando con maestría los tonos de la versión original (o sea, la del disco); y ahora esta otra versión mucho más contemporánea;

Donde Bob Dylan, acompañado de Eric Clapton, se lanza mamarrúa, poderosa y eléctrica versión. Yo creo que para mí no habrá nunca una canción más de protesta que esta hermosa balada de desamor (les dejo la letra más abajo), porque no hay nada más rebelde que este verso: "I give her my heart but she wanted my soul", ni versos más lacerantes (por la indiferencia, el desprecio) para una amada que este con el que termina la canción: "You just kinda wasted my precious time/But don't think twice, it's all right". Así que, completando la canción que les dejaba ayer de la chica Pink contra Bush, les redondeo el tema con estas versiones, y con la foto de la carátula, preciosa imagen de una infancia valerana y antisistema.
ps. Por cierto que hay una persona que al parecer está a punto de sacar un libro con la historia de varios lugares que sirvieron de escenario para portadas de discos, entre las cuales está la portada de freewheelin'; un verdadera buena noticia, porque todavía no sé dónde fue tomada esa foto. Lectores curiosos, pinchad aquí.

Don't think twice, it's all right
It ain't no use to sit and wonder why, babe
It don't matter, anyhow
An' it ain't no use to sit and wonder why, babe
If you don't know by now
When your rooster crows at the break of dawn
Look out your window and I'll be gone
You're the reason I'm trav'lin' on
Don't think twice, it's all right

It ain't no use in turnin' on your light, babe
That light I never knowed
An' it ain't no use in turnin' on your light, babe
I'm on the dark side of the road
Still I wish there was somethin' you would do or say
To try and make me change my mind and stay
We never did too much talkin' anyway
So don't think twice, it's all right

It ain't no use in callin' out my name, gal
Like you never did before
It ain't no use in callin' out my name, gal
I can't hear you any more
I'm a-thinkin' and a-wond'rin' all the way down the road
I once loved a woman, a child I'm told
I give her my heart but she wanted my soul
But don't think twice, it's all right

I'm walkin' down that long, lonesome road, babe
Where I'm bound, I can't tell
But goodbye's too good a word, gal
So I'll just say fare thee well
I ain't sayin' you treated me unkind
You could have done better but I don't mind
You just kinda wasted my precious time
But don't think twice, it's all right

292. Nuevo Ficción Breve


Como decían en los periódicos del siglo xix, "la literatura venezolana recibe con alegría" la aparición del nuevo número de Ficción Breve Venezolana, que viene como siempre cargada de noticias sobre el acontecer literario, cuentos, reseñas, novedades editoriales y artículos, como mi ya habitual Riña de gatos, que este mes dedico al viaje que hice a Argel para hablar de nuestro enorme José Antonio Ramos Sucre; fui a la blanca ciudad de Zidane porque -creo que por primera vez- se editaron algunos de sus textos en árabe en una antología llamada Las islas de la poesía en español, en la que comparte cartel con Lezama Lima, Héctor Murena (aquel genial narrador de Folisofía), Juan Larrea, José María Fonollosa, Juan Eduardo Cirlot (sí, el del Diccionario de símbolos) y Carlos Edmundo de Ory. El trabajo antológico fue del poeta español Eduardo Calvo y la traducción al árabe de Saliha Benaïssa, de la Universidad de Argel.

Así que ya saben, les aguarda la ya acostumbrada cita mensual con esta revista electrónica de narrativa venezolana, un esfuerzo editorial loable y -para los que anden curiosos de narradores- fuente muy útil de lectura e investigación gracias a su archivo de 424 notas biográficas de autores y 305 textos narrativos. Nos vemos allá.

2 abr. 2007

291. Pido la palabra


Los gatos son los únicos animales que levantan la mano para intervenir en las conversaciones de los humanos y enmendar los entuertos del mundo y aclarar todas las dudas, de las cuales ellos tienen todas y cada una de las respuestas. Si no, que le pregunten a Siro, el filósofo de Lavapiés y con varios títulos nobiliarios.

290. Si la Pink venezolana cantara...

Les dejo este excelente videoclip que vi en el Espacio de Lubrio; la durísima canción Dear Mr. President de Pink para (o contra) el presidente de EE. UU. (o sea, George Walker) que recuerda al Bob Dylan de Freewheelin', ese disco emblemático de los años sesenta en el que el cantautor camina con su novia por una calle nevada (¿de Nueva York?). Óiganla (está subtitulada) y piensen qué le pasaría a una hipotética Pink venezolana que se atreviera a decirle al inquilino de Miraflores (o sea, Hugo Rafael) la cuarta parte de lo que Pink le dice a su presidente aquí. Mínimo, una furiosa invectiva en ¿Aló, monsieur le président? A ver quién es el/la guap@ que le canta así al todopoderoso dueño del partido único.